jueves, 24 de mayo de 2012

Nota antes de continuar

Al publicar las entradas anteriores en Facebook e insistir en algún grupo de que había que empezar a hacer algo más que protestar, una miembro del grupo 15M, la única que se dignó responder, me indicó que mi propuesta era muy similar a algo que ya estaba en marcha en algunos sitios, que buscara en Google por "Cooperativa integral". Concrétamente, ella pertenecía a una en Suecia, donde hasta su casa, la energía eléctrica y casi todo lo que consumía procedía de la cooperativa.
Siguiendo sus indicaciones, efectué la búsqueda y, ¡Oh, sorpresa!, en España y en otros países también, existen un montón de ellas. Puede que más incipientes, pero con un camino claro y decidido. Incluso con sistema de moneda autónoma, banco, ayuntamientos que ceden hectáreas de terreno para iniciativas sociales, redes que asesoran en los primeros pasos, etc., etc., etc..
La primera impresión fue de asombro mezclado con rabia. La pregunta que se me venía a la cabeza es ¿qué nos pasa? ¿por qué esto no es mucho más ampliamente sabido? ¿por qué en los diversos foros del movimiento 15M no se habla de esto? ¿es que estamos todos tan a favor del sistema que lo único que nos irrita es no poder hacer que éste sea sólo un poquito menos agresivo? ¿es que no somos capaces de hacer nada por nosotros mismos, sin tutelas ni dirigentes? ¿es que tenemos miedo a los cambios de verdad, de base? ¿es que aún no nos dimos cuenta de que lo que falla es el sistema en si? ¿por qué no se les dice a esas familias que se quedan en la calle que sí tienen dónde ir y dónde tener una vida mejor que la que tenían antes?
Supongo que nadie me va a dar una respuesta satisfactoria a estas preguntas o, todo lo contrario, muchas respuestas diferentes.
El caso es que si verdaderamente queremos apearnos de este carro, que va cuesta abajo y sin frenos antes de que coja demasiada velocidad como para apearse en marcha, no veo otro camino que soluciones de este tipo.
De todas formas, las iniciativas que he visto en la red tienen un inconveniente para un gran número de personas que no han sido desahuciadas por el sistema o no tengan una gran concienciación. El cambio es radical y de un solo paso. Y en algunas ocasiones, difícil de alcanzar si no se está dispuesto o decidido a emigrar.
Echo de menos, y de ahí mi propuesta, alguna opción de cambio más gradual. Yo, por ejemplo, estoy a gusto donde vivo, no tengo problemas acuciantes o más acuciantes que la mayoría. Es más, creo que muchos se cambiarían por mi. Yo me planteo estas cuestiones más porque anhelo un sistema de vida diferente, por mis hijos y otra gente que quiero y porque creo que, por el camino que vamos, todos, ellos y yo, estamos avocados a ver y vivir una situación mucho peor que la que tenemos ahora.
Decía que echaba de menos una opción más gradual. Un método por el que ir integrándose paulatinamente en el nuevo modelo y obteniendo "beneficios" desde el principio y sin necesidad de un cambio drástico en nuestras vidas. Y no me estoy refiriendo a que no tengamos que cambiar nuestros hábitos en cuanto a racionalización de consumos y otras muchas cuestiones. Me refiero a cambiar de casa, de trabajo, vecinos etc., etc.
Esto se puede llevar a cabo con suma facilidad con esta potente herramienta que nos han regalado (creo que sin haber pensado mucho en las consecuencias) y que ahora nos quieren limitar: Internet.
Por lo tanto, además de entrar en contacto con alguna de las cooperativas que he localizado y ver las posibilidades de integración en ella, seguiré desarrollando mi idea e intentando que se sume alguien.
Pero aunque no lo consiga, agradecería de todo corazón, que se comentara o criticara fundamentádamente. Quisiera saber en qué creéis que me equivoco y que proponéis para mejorarla.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Pero se puedo empezar a intercambiar simplemente en una ecored o grupo de intercambio local en moneda social simplemente. Sería un pasito hacia la soberanía monetaria comunitaria.

Simón Martínez Alvarez dijo...

Claro Anónimo,pero como te decía para estar en un grupo de intercambio "local" tiene que estar local. Si por la razón que sea no te encuentras geográficamente cerca de uno de estos grupos la cosa se vuelve más difícil. Lo que creo es que a la soberanía monetaria se llegaría en un segundo paso.
Gracias por tu comentario. Lastima que seas anónimo para poder conversar más.